martes, 19 de julio de 2016

Carta al Embajador de Turquía en España

D. Ömer Önhon 
Embajador de la República de Turquía

Con posterioridad al intento de golpe de estado ocurrido en su país, hemos recibido noticias sobrecogedoras de nuestros colegas jueces/zas y fiscales, incluidos los miembros de la asociación profesional YARSAV.

De esta forma, tras los recientes sucesos, el Consejo Superior de Jueces y Fiscales ha suspendido de sus funciones a 2.745 jueces/zas y fiscales. Hemos sido informados de que al menos doscientos de esos jueces/zas y fiscales, así como un juez del Tribunal Constitucional, han sido objeto de detención y encarcelamiento. En estos momentos no tenemos noticias de algunos de los compañeros de YARSAV, y de otros, han sido sus cónyuges y familiares quienes nos han informado sobre su detención.

La rapidez con la que se ha llevado a cabo la suspensión de funciones y detención de jueces/zas y fiscales hace sospechar seriamente en la premeditación y arbitrariedad de esas medidas. Sin lugar a dudas, las mismas se incardinan en los intentos durante estos últimos meses de desestabilizar e incluso depurar la Judicatura y la Fiscalía por parte del gobierno.

En su momento, Jueces para la Democracia, como miembro de MEDEL (Magistrados Europeos por la Democracia y las Libertades), organización que reúne a numerosas asociaciones profesionales de jueces/zas y fiscales en Europa, incluyendo su país, ya habíamos informado a la autoridades de la Unión Europea, como organización fundada en los principios de la democracia y del Estado de Derecho, de los repetidos ataques a la independencia judicial en Turquía. Máxime si tenemos en cuenta el Acuerdo suscrito por la UE con su país para poner término a la migración irregular y el papel de garante de los derechos humanos de los refugiados confiado al poder judicial. 

Profundamente preocupados por la situación personal y profesional de nuestros colegas, solicitamos al Sr. Embajador que interceda ante su gobierno para la liberación inmediata de todos los jueces/zas y fiscales que han sido arbitrariamente cesados y detenidos sin el respeto al proceso debido y a sus derechos fundamentales.

Igualmente, pedimos al Sr. Embajador que transmita a su gobierno el compromiso adquirido por su país, como firmante del Convenio Europeo de Derechos Fundamentales y Libertades Públicas, de respetar la independencia judicial, la separación de poderes y el estado de derecho.

Atentamente,

SECRETARIADO DE JUECES PARA LA DEMOCRACIA