miércoles, 4 de noviembre de 2015

Comunicado sobre la grave situación en la que se encuentra la Administración de Justicia en la Comunidad de Madrid



A raíz de las declaraciones realizadas por el ahora ex director general de Justicia de la Comunidad de Madrid, quien no ha llegado a los 100 días en el cargo, las asociaciones judiciales firmantes queremos denunciar nuevamente la grave situación en la que se encuentra la Administración de Justicia madrileña. La falta de inversión en este servicio público provoca que estemos ante una justicia colapsada con la mitad de los órganos judiciales de la Comunidad sobrecargados. Preocupante es la situación de emergencia en la que se encuentran los Juzgados de lo Social y de Primera Instancia de la capital. Y paradójicamente, la falta de creación de órganos judiciales ha generado que numerosos jueces y juezas, recién incorporados, se encuentren actualmente sin plaza y en una situación de precariedad incompatible con el principio de inamovilidad judicial. Junto a los insuficientes medios personales destacar la dispersión de sedes en la ciudad de Madrid (18 en total), sin un proyecto viable de Ciudad de la Justicia, tras costosos intentos, y el estado deplorable en que se encuentran la mayoría de los edificios, especialmente de la periferia, pone de manifiesto las precarias condiciones laborales y de seguridad en las que ha de impartirse justicia. Todo lo anterior conlleva mayores dificultades de los ciudadanos para acceder al reconocimiento y garantía de sus derechos lo que es particularmente grave en el caso de los más vulnerables como consecuencia de la crisis.

Por ello, instamos a las nuevas autoridades regionales a que sean capaces resolver esta grave situación apostando por una justicia moderna, eficaz y de calidad mediante un plan integral en el que puedan tomar parte tanto las instituciones como los colectivos profesionales implicados. Para ello es fundamental la creación de una Consejería de Justicia en el Gobierno regional en la que esté al frente una persona no sólo con peso político sino con dedicación prioritaria, tal y como se reclamaba en la Memoria 2014 de la Audiencia Provincial de Madrid. Y no fusionando las direcciones generales de seguridad y justicia, tal y como se ha hecho tras la dimisión del Sr. Ruiz de la Serna, lo que demuestra un escaso interés por este servicio público esencial.

Madrid, 4 de noviembre de 2015

JpD Madrid
Asociación Judicial Francisco de Vitoria