viernes, 25 de abril de 2014

JpD ante el incendio en el edificio de los Juzgados de lo Social de Madrid

Ayer se produjo un incendio en el edificio donde están los juzgados de lo social de Madrid, que obligó a desalojar dicho inmueble. Este suceso ha puesto de manifiesto una vez más las inaceptables condiciones en las que se presta dicho servicio público, en un espacio en el que habitualmente se encuentran miles de personas. El funcionamiento deficiente de los sistemas de prevención, de los mecanismos de evacuación y de los instrumentos de actuación ante accidentes muestran una vez más las gravísimas carencias en materia de seguridad que siguen existiendo, a pesar de las continuas quejas que han venido expresándose en este sentido.

Desde Jueces para la Democracia felicitamos al cuerpo de bomberos por su rápida y eficaz intervención que ha evitado lo que podría haber sido una auténtica catástrofe. Asimismo, denunciamos  y lamentamos una vez más las condiciones que tienen que sufrir a diario los  ciudadanos/as, funcionarios/as y magistrados/s que acuden y  prestan sus servicios en tal edificio, que está arrendado por la Comunidad de Madrid a una empresa privada. 

Los magistrados/s de lo Social, además de padecer una sobrecarga de trabajo inhumana, deben prestar sus servicios en un edificio absolutamente inadecuado para ello. Se trata de un inmueble con carencias más que evidentes que lo hacen totalmente inhábil para albergar un servicio público como el que ahí se presta: graves defectos en en materia de climatización y espacio útil para ubicación de los puestos de trabajo, deficiencias de espacio para archivo de procedimientos y, en muchos casos, instalaciones eléctricas obsoletas y sobrecargadas.

Una muestra clara de todo ello es el conjunto de circunstancias que rodearon el  fallecimiento  del compañero magistrado de lo social  Ángel Luis del Olmo el 2 de julio de 2013. Tardó más de 45 minutos en ser atendido por el SUMMA, debido en parte a las malas condiciones de señalización y distribución de dicho edificio. Jueces para la Democracia interpuso una denuncia ante la Inspección de Trabajo dirigida contra la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Justicia y el CGPJ por las malas condiciones del edificio, la falta de evaluación de riesgos de los puestos de trabajo de Magistrado/a, la falta de planificación de la actividad preventiva y la falta de información sobre medidas de evacuación. Transcurrido casi un año nada se ha hecho al respecto por las administraciones implicadas y sólo la profesionalidad del cuerpo de bomberos y la suerte han evitado lo que ahora podía haber sido una desgracia.

Por todo ello exigimos del CGPJ y del MJU que no se reanuden los trabajos en el edificio de la calle Princesa de Madrid, con suspensión de los señalamientos que sean necesarios, hasta que no se garantice por el CGPJ, el MJU y la Comunidad de Madrid que no existe riesgo alguno para quienes en ese edificio prestan sus servicios. Ante la gravedad del suceso, en el que afortunadamente no ha habido que lamentar víctimas, Jueces para la Democracia estudiará la viabilidad del ejercicio de acciones legales para evitar que algo así pueda repetirse en el futuro. 

25 de abril de 2014

SECRETARIADO DE JUECES PARA LA DEMOCRACIA